Cómo cambiar la manilla de la puerta

Si estás pensando en cambiar una manilla vieja por una nueva siempre puedes hacerlo en casa si tienes la elección adecuada. Para hacer el cambio puedes hacerlo tú mismo, por lo que te vamos a guiar para que puedas instalar este tipo de manillas sin problemas.

Pasos para cambiar la manilla de una puerta

Lo primero que tienes que hacer es quitar los tornillos o tirafondos que van sujetos a la manilla que hay en la puerta. Cuando los hayas quitado solo tienes que retirar la manilla al igual que los embellecedores.

El segundo paso es retirar el vástago, que es un tornillo largo y cuadrado, después hay que unir dos manillas de la puerta, si la caja es adaptada a la que será la nueva manilla no tienes que retirarla.

Aunque es complicado que los anteriores embellecedores sean iguales, por ello si no son del mismo tamaño sigue leyendo. Si son más pequeños tienes que limpiar la puerta para eliminar los restos y así conseguir que la parte más visible quede perfecta, que se llama igualar la puerta. Si quieres tapar posibles agujeros siempre tienes que usar masilla.

Cuando la masilla esté seca hay que introducir el vástago en la nueva manilla. Es una operación sencilla, con lo que no vas a tener problemas a la hora de poner la manilla. Por ello siempre mira que el vástago quede bien colocado, ya que así podrás poner los tirafondos necesarios.

Consejos para poner una buena manilla en la puerta

Una de las cosas a tener en cuenta es que hay que probar que el resbalón al mover la mirilla se introduzca correctamente, para así evitar problemas al abrir la puerta.

Siempre hay que tener productos de buena calidad, para así evitar que no sea un producto de buena calidad y dure poco tiempo. Las manillas de mala calidad se pican rápidamente, lo que provocan una mala imagen en la puerta.

Es importante tener en cuenta que hay que comprar embellecedores del mismo tamaño que se tenía antes, por lo que será más sencillo reparar la puerta.

Si quieres que la casa tenga una buena estética siempre es recomendable cambiar todas las manillas de las puertas, ya que siempre se usa la misma manilla en todas las puertas.

¿Debo llamar a un cerrajero para cambiar la manilla de una puerta?

Aunque cambiar una manilla no es complicado, siempre es más sencillo tener a un profesional que pueda hacer el trabajo, sobre todo si quieres cambiar todas las manillas del piso.

Si no lo quieres intentar no dudes en avisar a un profesional, para poder aprovechar de una nueva manilla rápidamente en la vivienda, por l que no dudes en contactar con cerrajeros las 24 horas para disponer de un servicio profesional.

¿Qué manilla poner en mi puerta?

Hay muchos tipos diferentes de manillas, por lo que siempre debes comprar una de buena calidad para que dure mucho tiempo. Los colores más normales son el plateado o el de color oro, por lo que siempre debes buscar una manilla que se adapte a la estética de la vivienda.

No dudes en elegir un diseño que se adapte a la vivienda, ya que hay muchos modelos diferentes disponibles, sobre todo si tienes una manilla vieja en la vivienda.